En Mexico 6 de cada 10 embarazos son no planeados, de tal manera que el 60% de los embarazos toman de sorpresa a la futura madre, significa que no hubo una planeación adecuada, no se escogió un método anticonceptivo antes de tener relaciones sexuales, no se tiene un plan financiero para hacer frente a los gastos que representa un hijo, etc.

Con estas estadísticas no es sorprendente que en Mexico se lleven a cabo aproximadamente 2 millones de abortos anualmente.

La maternidad responsable en una sociedad es la consecuencia de una educación sexual adecuada, lamentablemente en nuestro país el embarazo en adolescentes esta creciendo y esto es por una raquítica o nula educación sexual por parte de la escuela y la familia.

El hecho de que la naturaleza haya capacitado a la mujer para la maternidad no significa que deba ni sepa ser madre, sino que puede ser madre.

La fuerza del instinto maternal no siempre es suficiente para ser una buena madre en el sentido de ser una madre mejor.

La higiene, la nutrición y la educación del hijo se basan en normas que no están escritas en los instintos maternales.

Para ejercer una maternidad responsable, antes de ser madre, se debe ser primero plenamente mujer: estudiar, trabajar, viajar, tener una vida sexual satisfactoria, ser capaz de mantenerse a si misma.

Aunque la maternidad es una de las funciones que más puede satisfacer y colmar la existencia femenina, no constituye la única función en la vida de la mujer.

La maternidad es sólo una parte profunda y hermosa de lo femenino.

Considerarla como el todo en la vida de la mujer sería convertir a la mujer en un instrumento destinado sólo a la perpetuación de la especie.

Felicidades a todas las mamas en este 10 de Mayo!

Y si aun no eres mama, dedica unos minutos a reflexionar acerca de lo que quieres en la vida, cuanto hijos quieres, cuando y con quien para que ejerzas una maternidad responsable en un futuro.