La salud sexual es un tema importantísimo para toda mujer.

El sexo no es únicamente un medio para la reproducción, sino que tiene implicaciones mucho más profundas.

La salud sexual influye directamente en el bienestar general y la autoestima. Cada persona tiene derecho a vivir su sexualidad de forma libre y plena.

A pesar de esto, la educación sexual femenina no ha sido difundida lo suficiente y aun en pleno siglo 21 el cuerpo de la mujer es un tabú para ella misma y la sociedad.

Es importante conocer nuestro cuerpo, nuestras preferencias, emociones y derechos, para poder tener una vida sexual plena.

La salud sexual se manifiesta en acciones voluntarias y responsables que enriquecen a los individuos y sus vidas.

Aunque no se limita exclusivamente a la ausencia de disfunciones o enfermedades, la presencia de alguno de estos problemas supone un obstáculo para alcanzar un nivel de satisfaccción adecuado.

Podemos hacer 3 cosas básicas para proteger nuestra salud sexual:

1. Acude a consultas ginecológicas periódicas.

Puede ayudar a prevenir enfermedades y a detectar problemas que tal vez necesiten tratamiento. También es importante escoger un método anticonceptivo con apoyo medico, ya que cada mujer es diferente y su cuerpo también.

Los exámenes pélvicos, las pruebas de Papanicolau y las evaluaciones médicas para el control del cáncer de seno son todos cuidados de la salud vitales para la mujer.

Para aquellas mujeres con resultados anormales de Papanicolau, las pruebas y tratamientos utilizados para evitar el cáncer cervical (colposcopía, crioterapia) pueden ser cruciales para salvar vidas.

2. Siempre practica sexo seguro.

Es impresindible el exigir el uso del condon al tener relaciones sexuales con personas que apenas inicias una relacion, y así prevenir embarazos no deseados, infecciones mortales como SIDA y enfermedades de transmisión sexual tales como clamidia, sifilis, gonorrea, herpes, etc.

3. Conocete a ti misma.

Conocer tus preferencias en cuanto a lo que estas dispuesta hacer o no en cuanto al sexo, saber que te produce placer y estar consiente de que si estas en una relación es por que eso es lo que realmente deseas y no por compromiso o cuidando los intereses de otras personas.

Finalmente, amate, respetate y cuidate es lo mejor que puedes hacer por ti, por tu pareja y familia.