Para comprender La Ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en Mexico, hay que reconocer que esta ley surge como una culminación a las peticiones hechas por miles de mujeres mexicanas que han abogado por sus derechos a la igualdad y al respeto de sus derechos de decidir sobre su cuerpo, desde hace ya mas de 40 años.

Han sido decadas de lucha por miles de mujeres agrupadas en movimientos feministas iniciados desde los años 70´s, y 80´s en los que tuvieron su auge. Estos movimientos aun están vivos en los últimos años por mujeres comprometidas por los derechos de otras mujeres.

La ley del ILE fue aprobada el 24 de abril del 2007 a petición de la mujer hasta las doce semanas de embarazo en la Ciudad de México; 

La Asamblea, por 46 votos a favor, 19 en contra y 1 abstención, aprobó la reforma del artículo 144 del Código Penal de México D.F.

Sin embargo el aborto continua siendo penalizado en 18 de los 31 estados mexicanos.

Esta isla legal hace que mujeres de otros estados de la República Mexicana se trasladan al Distrito Federal para someterse a un aborto inducido.

El aborto en países donde no es legal propicia que se incurran en métodos con alto riesgo para la salud de la madre, inclusive su muerte. Por lo que resulta que países con restricciones a abortos inducidos tienen alta incidencia en el uso de métodos inseguros para la salud de la madre, en comparación con países sin restricciones.

La legislación sobre el aborto en ciudad de México, junto con la de Cuba, se considera de las más liberales sobre el aborto en Latinoamérica, siendo similar a la legislación sobre el aborto en Estados Unidos y más restrictiva que la legislación sobre el aborto en Canadá.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) propone abordar el problema del aborto inducido con métodos inseguros para la mujer proponiendo la legalización del aborto, la capacitación del personal médico y asegurar el acceso a servicios de salud reproductiva y planificación familiar.

La alta tasa de mortalidad que sufren las mujeres al realizar abortos clandestinos, es una verdadera problemática social y de salud. Solo en America Latina la muerte por maternidad es la tercera causa de muerte, después de la violencia y accidentes de auto.

Entonces, muchas de estas mujeres que mueren, dejan familias solas, dejan hijos huérfanos y por consiguiente hogares solos, lo cual es un problema social muy grave.

La ley del ILE junto con la ley de Salud en el Distrito Federal, garantizan que las mujeres pueden decidir tener un aborto en forma legal. tengan derecho a decidir sobre su cuerpo de forma responsable y segura, garantiza y regula como deben ser las clínicas, los doctores encargados y vigila que se cumplan todos los requisitos para que las mujeres sean atendidas como lo merecen.

Es necesario que las mujeres de todo Mexico sepan que esta ley existe y esta vigente en el Distrito Federal y que si algún día requieren la interrupción de su embarazo, no sean tratadas como criminales o bien mueran a consecuencia de la practica de un aborto inducido sin las medidas de salud correspondientes.